Cantan los pueblos, cantan los niños
Coro de niños de la Biblioteca Nacional José Martí­
Ministerio de Educación,
Año de la Reforma Agraria, 1960
Disco vinilo 33 rpm
Dirección: Carmen Valdés de Guerra
Instrumentaciones y dirección: Leo Brouwer

  • Posted on 11th August 2008
Cantan los pueblos, cantan los niños Coro de niños de la Biblioteca Nacional José Martí­ Ministerio de Educación, Año de la Reforma Agraria, 1960 Disco vinilo 33 rpm Dirección: Carmen Valdés de Guerra Instrumentaciones y dirección: Leo Brouwer

Hoy les presento un disco, hecho muy al principio de la revolución, que se proponí­a acercar   los niños a las tradiciones de cantos infantiles cubanos. Cada canción ha sido grabada dos o tres veces. El primer “surco” contiene la canción completa, con el canto del coro, más la instrumentación de Leo Brouwer. Los “surcos” siguientes contienen sólo la instrumentación para que los niños  que las escucharan  pudieran cantar sobre ellos. Para esta entrada, por cuestión de tiempo y espacio, les ofrezco sólo los “surcos” cantados. Pueden leer la contraportada para una explicación más completa y seguir la letra de las canciones.

Pulsen aquí­ para ver la carátula y la contraportada.
Nota: la cara B tiene la enumeración mal en la carátula, y se salta el número 8.

Cara A
1. Himno Nacional
2. Cucú Cucú Cantaba la Rana
3. El Negrito Con
4. La Pajara Pinta
5. Señora Santa Ana
6. Diana
7. Tata é
8. Danzontito
9. San Pantaleón

Cara B
1. Los pollos de mi Cazuela
2. Allá en la Playa
3. Arre Caballito
4. Ursula qué Estás Haciendo
5. Navidad Guajira de Eduardo Saborit
6. Campesina
7. Al Niño le gusta el Son
9. La Marcha del 26 de Julio

This article has 4 comments

  1. De pronto esas canciones me transportaron a mi niñez y recordé. Ya se me habí­an olvidado, pero al escucharlas me vino la memoria.

  2. Saludos Sergio,

    Qué bien. Eso quise, que alguien los oyera así­. Tus visitas siempre son bienvenidas.

  3. Hola Connie!
    Ya vi que los cubanos fueron los precursores del Karaoke!
    Gracias!
    Un abrazo!
    Elin

  4. Gracias Connie. La verdad es que visito aquí­ porque es como abrir el baúl de los recuerdos. Y uno se encuentra con verdaderos tesoros.