Marta Eugenia Rodriguez Gómez, 1946-2015

  • Posted on 22nd September 2015
Marta Eugenia Rodriguez Gómez, 1946-2015

Con hondo dolor les transmito la noticia penosa del fallecimiento de Marta Eugenia Rodríguez Gómez en la mañana de sábado, el 19 de septiembre 2015.

Marta Eugenia fue estudiante de la Licenciatura de Lengua Inglesa y Literaturas Inglesa y Norteamericana, instructora, y luego profesora de literatura inglesa, en la Escuela de Letras y Arte de la Universidad de La Habana en los años sesenta y setenta. Fue en esta etapa de estudiante y educadora, al comienzo de su carrera, que yo la conocí.

Coincidimos en un grupo de estudiantes enviados a la Sierra Maestra como parte de un proyecto de “trabajo social” obligatorio para todos los estudiantes y unos cuantos profesores, en marzo del ’67. A partir de esa aventura inolvidable, tuve la dicha y la suerte de compartir cinco años de una íntima amistad con ella en Cuba, antes de que la Revo nos separara, seguida de más de 40 años de una entrañable hermandad a larga distancia que ha durado toda nuestra vida.

Marta se hizo especialista en Shakespeare. Fue ávida amante del teatro, colaboró con muchos grupos de teatro, y conocía a todo el mundo en la vida teatral de la Habana y el interior. Ella fue participante apasionada en la cultura de aquellos años, tanto intelectual como popular, a pesar de los muchos obstáculos que se presentaron, primero en los años ilusos, y luego en los años grises.

Desde 1990 Marta se radicó en D.F. Mexico, donde vivió con su pareja por 25 años, hasta su fallecimiento. Mantuvo una vasta red epistolar con amistades, colegas y contrincantes, primero vía cartas en papel, meticulosamente mecanografiadas, y después, en la era digital, vía correos electrónicos. Tristemente, fuera de Cuba, Marta Eugenia prefirió el anonimato en los ámbitos públicos. Resistió publicar bajo su nombre. Cuando su gran amiga Josefina de Diego y yo la convencimos de que escribiera un libro, con una serie de viñetas que escribió sobre su reencuentro con La Habana en una visita en el 2004, insistió en un seudónimo, Mariana Lendoiro. El libro, Cuba: no hay tal lugar, lo publicamos en papel y también de forma digital en 2005. Lo pueden ver y leer AQUÍ. Mas adelante voy a preparar una nueva versión con su nombre verdadero como autora.

Quiero pedir contribuciones de amigos y amigas que la conocieron para publicar, en un futuro próximo, un homenaje aquí en el Archivo de Connie, el cual es también obra suya, detrás del telón. Marta Eugenia siempre me corregía estos posts antes de subirlos yo. Me guió con valiosos consejos, incontables veces, hasta que su salud ya no permitía esa colaboración durante los dos últimos años crueles de enfermedad. El homenaje será acompañado por algunas fotos guardadas durante estos años, estas décadas pasadas.

Como muchos, la voy a extrañar hasta mi último aliento, a nuestra Marta con su humor negro y alegre, su inteligencia agudísima, su lealtad incondicional, sus pasiones. Digo nuestra, porque somos tantos, en Cuba y dispersos por el mundo los que la quieren para siempre.

Barcelona-83

¡Que nos quiten lo bailao! (Foto tomada en Barcelona, 1982)