MELLA, 7 de junio 1965
¡HAY QUE HERVIRLOS!

  • Posted on 4th April 2007
MELLA, 7 de junio 1965 ¡HAY QUE HERVIRLOS!

Pulse aquí para abrir el artí­culo completo.

This article has 3 comments

  1. Tania Quintero
    Friday 6 April 2007, 5:44 am |

    Connie: Al final, todas esas campañas se convirtieron en un boomerang. Hoy es larga la lista de los hijos de viejos comunistas que nos hemos apartado de Fidel Castro y su revolución, comenzando por mi primo Vladimiro, hijo de Blas Roca, y terminando por mi, hija del gordo Quintero, quien durante más de veinte años fue guardaespaldas de Blas.
    Blas no sólo fue tio polí­tico mí­o, esposo de mi tia Dulce Antúnez (madre de Vladimiro y hermana de mi mamá), sino mi primer jefe: en mi expediente laboral aparecí­a una carta, donde Blas certificaba que en agosto de 1959 comencé a trabajar como mecanógrafa en el Comité Nacional del PSP, del cual él era secretario general. Entre otros materiales, le pasé en limpio la única reedición de su libro Los Fundamentos del Socialismo en Cuba que se hizo después del 59.
    Durante 19 meses fui la única mecanógrafa para teclear textos de Blas, Aní­bal Escalante, Carlos Rafael Rodrí­guez, Lázaro Peña, Severo Aguirre y Juan Marinello, entre otros. Trabajaba de lunes a domingo y mi salario erade 46 pesos. Cuando le reclamé a Manolo Luzardo, tesorero del PSP, me dijo que el dinero corrompí­a y que para qué una jovencita necesitaba más.
    En diciembre de 2005 recopilé esos recuerdos en “Harry Potter y la revolución escatimada”, por correo electrónico te la voy a enviar, es inédita, pienso publicarla en mi blog.
    Tu también procedes de una familia comunista? Un abrazo, Tania

  2. Sí­, mis padres muy viejitos ya, estalinistas sinceros e ingenuos hasta la muerte…

  3. […] Falleció Virgilio Martí­nez (Virgilio), caricaturista cubano. De los más comprometidos, todo sea dicho, y con un abultado historial de historietas con la peor ideologí­a del “decenio(?) gris”. Antes de 1959, su personaje Pucho criticaba alegremente a Batista; después de 1959 se dedicó a las “lacras de la Revolución“, entre las cuáles se incluí­an los homosexuales y artistas. “Medidas profilácticas“, las llamaban. Por supuesto, para Granma el fallecido es una especie de héroe, que estará siempre entre ellos. Curioso: lo elevan a los altares justo ahora, que según hemos leí­do, el PCC se suma a la campaña contra la homofobia. A ver qué periodista se lo cuenta a Mariela. […]