Rezos Yorubas
Mercedita Valdés, década de 1960.
Areí­to, disco vinilo, 45 rpm.
Foto de Mayito

  • Posted on 12th June 2008
Rezos Yorubas Mercedita Valdés, década de 1960. Areí­to, disco vinilo, 45 rpm. Foto de Mayito

Hoy les presento este disco con tres rezos a orishas. No tengo datos para ofrecerles sobre Mercedita Valdés, extraordinaria cantante, informante y colaboradora de grandes etnólogos, ya fallecida. Se agradece cualquier comentario para ampliar esta introducción.

Pulsen aquí­ para ver una ampliación de la carátula.

No se pierden el interesante comentario que aporta el fotógrafo Mayito abajo.

Aquí­ los tres rezos:
• Rezo a Changó
• Rezo a Obatalá
• Rezo a Yemayá

This article has 7 comments

  1. Un recuerdo de un hecho real:
    En el verano de 1966 a los 16 anos fui a mi primera Escuela Al Campo con el Instituto Del Vedado a la Finca Moran en Guanajay, que recientemente habia sido robada a sus legitimos y cristianos duenos, por la dictadura comunista de los asesinos y torturadores de Castro y su pandilla.
    Mi entorno siempre habia sido urbano y nunca me atrajo nada de lo africano de Cuba.
    Sin embargo desde temprana edad aprecie lo exotico y lo artistico. En la Finca Moran los fines de semana eran aburridisimos pero un sabado en la noche se aparecio Merceditas Valdes en nuestro campamento a demostrarnos su arte. Lamentablemente los otros negros que estaban supuestos a estar ahi tambien para tocar sus tambores, no llegaron. Solo llegaron los tambores. Y quedo por parte de mi viejo amigo Ernesto Vazquez Bravo (de Neptuno y Escobar en el viejo barrio de San Leopoldo como el solia decir) y de la mia(pues eramos los dos unicos “musicos” del campamento que nos atrevimos), tocar los tambores de Merceditas, para que ella cantara y bailara.
    Y sin mas, descubri que entre Ernesto y yo podiamos tocar todo lo que ella nos decia. El espectaculo duro mas de una hora.
    Fue un immenso descubrimiento para mi, que yo tenia un buen sentido del ritmo y coordinacion manual para poder ejecutar esos toques. Cuando los ritmos se pusieron calientes y nos coordinamos bien, todos bailaban y tocaban, y llego un camion con las muchachas del campamento de las hembras (como se decia entonces). Todos estabamos felices. La gente que nos veia no podia creer que estos dos timidos de primer ano del Pre estuviesen de pronto en el centro de esta fiesta.
    Al final de la actuacion, con las manos ardiendo pero felices, nos despedimos de Merceditas, quien nos beso y nos abrazo, y me susurro al oido mas o menos algo asi como que ella no se esperaba que un blanquito semi-botico pudiese de pronto tocar asi, y yo le susurre a mi vez algo asi como que era la primera vez que yo tocaba tumbadora y que me abrazaba con una negra rica como ella. Ella de verdad tenia alma y una sonrisa sincera. No se de donde saque esas palabras que le dije a Merceditas, Ernesto que me habia oido no podia creer que yo hubiese dicho eso. Muchos anos despues siempre recordamos aquel sabado por la noche en Guanajay. Nunca mas vimos a Merceditas pero nunca la olvidare.

  2. Connie, tus archivos son maravillosos, de verdad. Siempre los reviso y guardo alguno para mis propias investigaciones.
    Carin~os

  3. Mario Garcia Joya
    Friday 4 July 2008, 5:59 pm |

    Estimada Connie, Desgraciadamente yo no tengo datos especiales o diferentes a los que todo el mundo conoce sobre Mercedita Valdés, sólo puedo decirte que la admiré mucho al igual que a su esposo Barreto, cada uno de ellos dejó su huella muy personal como artista y como individuo en todos nosotros. Definitivamente Mercedita ha sido uno de los sólidos pilares de nuestro magní­fico folclor negro.
    Sobre el disco y la portada sí­ puedo decirte: el disco forma parte de un copioso y precioso catálogo que grabó, bajo el sello AREITO, CUBARTIMPEX, una empresa de comercio exterior que dirigí­a el poeta Heberto Padilla. La selección de los artista y la producción de aquel importante proyecto disquero, la hicieron Giraldo Piloto -el famoso compositor del binomio Piloto y Vera- y Vicente Baez (Mateo) quien fuera administrador del periódico Revolución y organizador de aquellos inolvidables “Papel y Tinta” que tan sabroso nos hizo bailar.. Esa colección fue importante en lo musical y en materia de diseño gráfico creo pautas. En las portadas trabajaron los diseñadores mas importantes del momento. Recuerdo a Silvio Gaitón, Miguel Cutillas, Morante, Muchoz Bach, al italiano Luchi … Gracias a ese proyecto se grabó el primer disco de í‘ico Rojas, el único de Guapachá y, si no recuerdo mal, también el primero de Chucho Valdés. Esa iniciativa de CUBARTIMPEX le dio impulso a muchas obras de consagrados músicos que se encontraban trabadas en la EGREN.
    El personaje de la foto fue un famoso rumbero llamado Flordeamor. La foto es un retrato que yo le habí­a prometido. Fui a su casa, en el barrio de Luyanó, un dí­a que él cumplí­a años de Santo (1962 o 63) y me dejó fotografiarlo con todas sus “Prendas”. Esto no era muy usual entre los santeros, todos eran muy discretos en cuanto a dejar saber cual era el Santo que habí­an puesto sobre su cabeza. Se decí­a que siempre existí­a la posibilidad que algún inescrupuloso iniciado le endulzara el Santo, lo que significaba que se lo podrí­an manipular aún en su contra, En este caso, tratándose de que uno de sus Orisha Orí­ era Oshún, podrí­an enamorarla cubriéndola de miel o regalándole algún bello abebé (abanico) de los que tanto le gusta a Oshún. Por otro lado, en esa época se era más reservado con los asuntos de la religión.
    Flordeamor tení­a ya unos cuantos años pero, aún era un hombre muy vital, con una alegrí­a infinita, poseí­a una gran curiosidad por las cosas del destino y, de alguna manera, viví­a en su presente todo lo venidero. Se podrí­a asegurar que no daba un paso sin consultar los caracoles o el tablero de Ifá. Miraba a su alrededor como si fuera una pelí­cula que ya hubiera visto y esperaba la próxima secuencia sólo para confirmar lo que ya sabí­a. Desde la perspectiva del individuo que sabe cómo hacer hablar al tambor, el que a diario hace rumba y tamborea en los rituales y el bembé, el tiempo no era una dimensión inviolable, sabí­a cómo manejar las múltiples cadencias, retrasar unas, llevar adelante otras y relacionarlas en tejido que retaba la existencia de la simultaneidad sonora del aquí­ y ahora.
    Flordeamor tení­a la certeza de ser parte de una “eternidad” que se manifiesta de muchas maneras y parecerí­a que también ese dí­a quiso recorrer los laberintos de los diferentes tiempos y ahí­, en aquel presente, con la naturalidad con que se expresan la inocencia y lo habitual, caminó hacia el altar – ¿qué tú crees?- y ocupó su puesto, junto a los Santos, en una pequeña silla que ya lo esperaba en el Panteón donde ahora, también él, es venerado. Así­ quiso verse y que lo vieran, porque en alguna libreta de Santero debe de estar escrito el nombre de Flordeamor como el patakin de un camino de felicidad de Oshún, de Orúnmila o quizás del pí­caro de Oshosi.
    Te enví­o con éstas mis más cálidos saludos y mis felicitaciones por tu imprescindible Blog. Mario Garcí­a joya

  4. Mil gracias, Mario, por tu relato de Flordeamor y demas datos. Quiero contestar a tu suculenta carta, con mas detenimiento. Ahora me preparo para un viaje. ¡Agradezco tus palabras! Acabo de agregar una amplificación de la portada.

    Abrazos

  5. debo admitir que estoy con el mas sabueso buscatesoro al descubrir esta magnifica columna gracias connie soy dominicano y admiro la musica cubana mas que a nadie soy un adicto de la musica buena la musica que no se porque le llaman del ayer si es la de siempre porque la calidad de sus interpretes y sus autores es clase aparte en una epoca en donde la tecnologia estaba vestida, gracias por este regalo…

  6. Connie? Como estas, interesante tu blogg. Lo encontre por casualidad buscando comunicarme con Mario Gracia Joya, pues estamos analizando en clase escenas de Fresa y chocolate en Lima, y queriamos contactarlo para hacerle unas consultas para la clases con los alumnos. agradeceria cualquier ayuda. Muchas gracias y exitos. Jose

  7. José,
    Trataré de comunicarme con Mario Gracia Joya y pasarle esta nota. Suerte con las clases.